Acúfenos: Causas, síntomas y tratamientos

Cuando nos referimos a los acúfenos estamos hablando de un síntoma que aparece en los oídos, en forma de sonidos o ruidos diversos, puede ser en forma de eco, zumbido, silbido o susurro.

Todos hemos notado alguna vez un acufeno sin darle demasiada importancia pero si la cosa se repite y puede tornarse crónica, entonces es mejor que acudamos al especialista quien nos examinará y dará un tratamiento a seguir.

Principales síntomas

Algunas personas que normalmente suelen notar los acufenos de los oídos pueden llegar a tener molestias bastante importantes. Así, los principales síntomas son los vistos anteriormente a través de ruidos o pitidos intermitentes, temporales o constantes en el oído.

Pero además esto suele ir acompañado de irritabilidad, dolor de oídos, eco en el oído, vértigo, mareo, nerviosismo, falta de concentración y memoria,problemas de sueño, ansiedad, cefalea, y bruxismo, entre otros.

Causas de los acúfenos

Son diversas las causas que explican la aparición de los acúfenos, si bien suelen producirse por las alteraciones del sistema coclear y por del Sistema Nervioso Central, es decir, por una interpretación errónea del cerebro de los impulsos nerviosos.

Pueden producirse por pérdida de audición provocadas por otitis, entrada de agua u otras causas, mientras que también puede producirse por lesiones en el oído, problemas en el sistema auditivo, por estar expuesto a ruidos fuerte durante mucho tiempo, por contracciones de la musculatura del oído, por contracciones de los músculos de la garganta o bien por enfermedades algo más graves.

Tratamiento

Tales ruidos necesitan de un tratamiento. Primeramente el otorrino debe examinar el problema y ofrecer un diagnóstico a medida. Puede ser que los acúfenos desaparezcan de golpe pero si se vuelve a repetir es mejor una revisión.

Cuando la causa es por otitis u otros problemas relacionados con los oídos es posible que nos den medicamentos en forma de antibióticos que deben administrarse un periodo de tiempo determinado. Si la causa es cerumen excesivo, el médico limpiará los oídos con agua tibia.

Otros medicamentos que se recomiendan están relacionados con la ansiedad mientras que también suele darse lidocaína puede aliviar el dolor que sienten algunas personas, pero debe ser dado por vía intravenosa o en el oído medio para ser eficaz.