Antibióticos contra la fibrosis quística aumentan el riesgo de pérdida de audición

No es la primera vez que hablamos de que determinados fármacos (ibuprofeno) o incluso tratamientos (como la quimioterapia) pueden causar riesgo de pérdida de audición. En esta ocasión, el foco se ha puesto en los aminoglucósidos, utilizados para tratar a personas con fibrosis quística. Según un estudio realizado por el Centro de investigación Auditiva de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón (OHSU, por sus siglas en inglés), las altas dosis de este tipo de antibióticos acumuladas a lo largo del tiempo aumenta significativamente el riesgo de pérdida auditiva en estos pacientes.

La fibrosis quística, o FQ, es una enfermedad crónica hereditaria que afecta a los pulmones y el sistema digestivo, con aproximadamente, 70.000 personas en todo el mundo que viven con la enfermedad. Y tras los resultados obtenidos en el citado estudio de la Universidad de Oregón, los propios investigadores sugieren que los médicos consideren estrategias alternativas para tratar los síntomas de las infecciones respiratorias, especialmente si los pacientes responden a diferentes clases de antibióticos. De esta forma se podría reducir el riesgo de pérdida auditiva. Además, están surgiendo, señalan,  nuevos medicamentos que han demostrado un efecto tóxico reducido en los riñones y los oídos de estos pacientes, mientras tratan de manera eficaz las infecciones.

Ángela Garinis, autora principal del estudio, reconoce que “prevenir o mejorar los efectos de la pérdida auditiva permanente es crucial para los pacientes con FQ que ya tienen una calidad de vida significativamente comprometida debido a la enfermedad”. El equipo de Garinis examinó los registros médicos de 81 pacientes con FQ, de 15 a 63 años, agrupándolos en cuatro cuartiles basándose en la dosis acumulativa de antibióticos aminoglucósidos administrados por vía intravenosa.

 

Fuente: ecodiario.es