Días del Tinnitus, la Audición y la Sordera

Como una estrategia para sensibilizar a la población sobre los cuidados del oído y la audición, sobre el apoyo a los pacientes con tinnitus y fomentar la empatía con los pacientes con discapacidad auditiva, se han creado días especiales que nos ayudan a recordar estas situaciones.

Durante el mes de febrero (5 al 7), se celebró por iniciativa de la British Tinnitus Association, la Semana del Tinnitus. Oportunidad esta para recordar estrategias y métodos para su gestión efectiva. Aquellos pacientes que viven con tinnitus sintieron los esfuerzos de los médicos, la industria farmacéutica y la de audífonos, en procura de estrategias para contribuir al control del síntoma y mejorar la calidad de vida de quienes lo perciben.


Existen en la actualidad reportes sobre los potenciales efectos de la neuroestimulación, del uso de neurotransmisores y de la incorporación del sonido, a través de audífonos y/o generadores de ruido, en el control y erradicación del tinnitus. Además, es harta la información sobre la asociación del tinnitus con los déficits auditivos y su susceptibilidad de pasar desapercibidos con la adaptación de auxiliares auditivos, en pacientes con hipoacusia.

En nuestra experiencia, precisar la causa es determinante para hacer entender al paciente el origen de su tinnitus. Además, identificar las áreas afectadas (conciliación del sueño, capacidad de concentración e impacto emocional), ayuda a orientar sobre las estrategias terapéuticas, dirigirlas a un objetivo predeterminado, personalizar la atención, plantear expectativas reales y lograr cambios en corto plazo que mejoren la calidad de vida en relación al impacto del tinnitus.

La audición también tiene su espacio. El próximo 3 de marzo estará dedicado a los cuidados del oído y la audición. Decretado por la Organización Mundial de la Salud como el Día Internacional de la Audición, en Venezuela son múltiples las actividades lideradas por la Sociedad Venezolana de Otorrinolaringología y organizadas por los diferentes centros de formación de otorrinolaringólogos en el territorio nacional.

La industria de los auxiliares auditivos también ofrece su aporte en beneficio de la comunidad que recibe información sobre la manera de realizar el aseo del oído, los riesgos de la exposición a ruidos y promueve la participación en campañas de despistaje de hipoacusia. Las compañías de implantes cocleares celebran su propio día el 25 de febrero para conmemorar la colocación del primer implante en el mundo.

En Venezuela, fue el 10 de marzo de 1992, día del natalicio del ilustre José María Vargas cuando se colocó, en la Fundación Venezolana de Otología por el equipo del Dr. Edgar Chiossone a la cabeza, el primer implante coclear.

Queda en evidencia y sin lugar a dudas que la ciencia celebra con gozo ayudar a oír. Hoy día son múltiples las alternativas para recuperar el sentido perdido o nunca adquirido, con una tendencia cada vez mayor a la binauralidad como la forma óptima de escuchar. De allí la insistencia en la adaptación de audífonos en ambos oídos, los implantes cocleares bilateral y la adaptación bimodal.  

Usar una prótesis auditiva en un oído y un implante coclear en el oído contralateral, puede ser un gran cambio, pero también es un gran paso en cuanto a rendimiento auditivo” (Gifford RH, Dorman MF, McKarns SA, Spahr AJ. Combined electric and contralateral acoustic hearing: Word and sentence recognition with bimodal hearing. Journal of Speech, Language, and Hearing Research. 2007 Ago 1;50(4):835-43.)

A pesar de los avances, aún existe un contingente de personas a quienes no les llegó a tiempo el implante coclear, otras que podrían no beneficiarse de los audífonos convencionales y que permanecerán en un mundo silencioso, por deseo propio o por causa del destino. Sea cual sea la situación, para ellos también existe un día de celebración. El 28 de septiembre es un día para sembrar conciencia. Un día para que sean visualizados y empaticemos desde el respeto y la admiración. No en tiempos electorales para “pescar” algunos votos o intentar proyectar, sin éxito, una falsa imagen de inclusión.

Para unos y otros, los que viven con tinnitus, los que escuchan mejor con un par de audífonos, los que requieren el implante coclear o los que combinan las dos tecnologías y aquellos que usan sus manos para comunicarse, felicitaciones por ser parte de un grupo que decidió incluirse y pertenecer a una comunidad de oyentes o no que optó por la comunicación.


Celebremos juntos la inclusión y el respeto por la diferencia. Agradezcamos los esfuerzos por incluir a más persona en el mundo del sonido y aplaudamos en silencio por lo que sin oír, contribuyen por un mejor país. Celebremos juntos todos los días en relación a la audición… y felices encontremos oportunidades para aportar al crecimiento de esta gran nación.

Por José Gregorio Ledezma Rodríguez – Médico otorrinolaringólogo – Formación en otología y otoneurología – ledezma.orl@gmail.com

Fuente: El carabobeno