¿Estimulación sonora on-line para tratar el acúfeno?

Este síntoma que afecta aproximadamente al 20 % de la población y que puede llegar a causar serios trastornos de sueño, estrés o depresión.

Según publica el portal rosario3.com; El servicio de fonoaudiología del Grupo Gamma, formado hace alrededor de cuatro años, comenzó a trabajar en el tratamiento del acúfeno en el consultorio y pronto advirtieron que una parte de los pacientes que demandaban el tratamiento, derivados por médicos de la institución, o por otros, de otras instituciones, vivían fuera de Rosario; o viviendo en Rosario, tenían alguna limitación física que entorpecía el traslado semanal para llegarse al consultorio.

“Este hecho nos hizo pensar en otras alternativas para ofrecerles a nuestros pacientes que o no podían trasladarse a la institución o que estaban impedidos de hacerlo”, sostiene Romina Serratto, doctora en fonoaudiología e integrante del servicio del Grupo Gamma.

Serratto, se explaya: “Nosotros trabajamos con estimulación sonora y la ofrecemos a quienes sufren acúfenos, también llamados tinnitus, al hacer esta propuesta recibimos el apoyo del departamento de neurociencias del Instituto Gamma; juntos a ellos ideamos y desarrollamos este sistema que ofrecemos a nuestros pacientes”.

– ¿Interviene profesionales no médicos?

– Sí. Por ejemplo los sonidos que recibe el paciente están desarrollados por ingenieros y técnicos. Los fonoaudiólogos se los indicamos y ellos lo desarrollan.

– ¿Qué caminos recorre el paciente antes de llegar a ustedes?

– Lo recibe el médico especialista, que puede ser el otorrinolaringólogo o el médico neurólogo. Ellos hacen, mediante un protocolo, la valoración del paciente, ya que no todos los pacientes pueden ingresar a este tipo de tratamiento. Si el paciente está dentro de quienes pueden recibir la estimulación sonora sobre su vía auditiva, se le organiza el tratamiento. Nosotros siempre recibimos al paciente derivado de un especialista.

– ¿Qué nos puede decir de la efectividad del tratamiento? Porque tenemos entendido que no existe un tratamiento para este síntoma.

– Año a año medimos el resultado de los pacientes que viene al consultorio como de los que lo hacen on line. Al evaluarlos vemos que las respuestas y los resultados son similares. Lo que tiene de beneficioso el tratamiento on line es que el paciente no tiene que trasladarse a nuestro consultorio lo que facilita el tratamiento e incluso abarata el costo del mismo. Al paciente que lo hace desde su casa lo citamos para evaluarlo una vez al mes. De esa evaluación pueden surgir cambios o adecuaciones si son necesarios para el paciente.

– ¿A qué datos se ajustan para diseñar el programa?

– Se lo diseña para cada paciente de acuerdo a las evaluaciones audiológicas que le hacemos y que repetimos cada vez que el paciente es evaluado por el médico. Es decir, en base a esa dificultad que el paciente tiene en su vía auditiva es que se prepara cada generador de sonido para estimular la corteza cerebral y generarle los cambios necesarios para queel zumbido que escucha el paciente vaya disminuyendo.

– ¿Qué hace el paciente mientras está con el proceso de estimulación sonora?

– Porque nosotros también, más allá de la estimulación sonora, trabajamos con ejercicios de estimulación dividida; por los cuales le indicamos al paciente que mientras está escuchando el sonido para mejorar su acufeno y generar cambios en la vía auditiva, por otro lado, trabaje la atención que es un área que el paciente con acúfenos la tiene indemne, un área sana de su cerebro; en esa interacción conjunta de la estimulación auditiva y la otra, voluntaria, de fijar la atención visual mientras escucha el sonido del programa el paciente recibe los beneficiosos de una mejoría más rápidamente. Una función indemne es ayudada por la otra función mediante el proceso de la neuroplasticidad.

– ¿Esta manera de trabajar es una novedad? ¿Cómo lo hacían antes?

– Antes cuando trabajábamos solamente la estimulación auditiva, el paciente tenía que concurrir al consultorio por espacio de alrededor de dos años; todas las semanas. Y, ahora, en 5 a 6 meses los pacientes terminan el tratamiento.

– ¿Qué le podemos decir a una persona que tiene acúfenos?

– Que consulte a un especialista de garganta nariz y oídos, quien le hará una valoración clínica y le  indicará estudios; con esos estudios y su valoración, puede indicarle la terapia sonora u otro tratamiento.

– ¿En el caso que se le indique la estimulación sonora?

– Nuestro equipo de fonoaudiólogos recibe al paciente al que se le hace en un mínimo de tres sesiones de estimulación y se lo evalúa; en base a su respuesta, se le programa el tratamiento con la estimulación sonora on line. Esta forma que sólo usábamos para aquellos pacientes que tenían inconvenientes de concurrir al consultorio, hoy lo implementamos para todos los pacientes al comprobar los beneficios que este formato nos brinda a los pacientes y a los profesionales. Por mails o por whatsApps mantenemos una comunicación fluida con los pacientes y una vez al mes lo evaluamos en el consultorio.

Vía: https://www.rosario3.com