Estudio revela que el ruido en el transporte público puede representar un riesgo para la audición

Si usa transporte público a diario, puede estar en riesgo de pérdida de audición. Un estudio canadiense ha hallado que el transporte público puede dar lugar a una pérdida de audición inducida por ruido debido a la exposición excesiva al ruido.

Aunque los niveles de ruido se encontraban dentro del nivel recomendado de exposición segura al ruido, los usuarios estaban expuestos a un nivel máximo de exposición al ruido, lo que puede suponer un riesgo de pérdida de audición inducida por ruido, según ha descubierto un estudio canadiense.

Los niveles de ruido en el transporte

Para mostrar un ejemplo de cómo los niveles de ruido en el transporte público son dañinos, se examinaron los niveles medios de ruido para los usuarios en Toronto esperando a tranvías o autobuses o al montar en bici o andar hasta y desde el metro.

El estudio halló que las personas que iban en bicicleta estaban expuestas a un mayor ruido que las personas que andaban o conducían un vehículo propio. El examen en el metro mostró que los usuarios estaban expuestos a mayor ruido en las plataformas de espera que dentro del vagón. Además, los niveles de ruido en las plataformas de metro eran mayores que en vehículos privados.

Al comparar a usuarios de transporte público con usuarios de transporte privado, el estudio descubrió que la exposición a ruidos más altos para los usuarios de transporte público era en paradas de autobús, mientras que los usuarios de transporte privado estaban expuestos a mayor ruido al montar en bicicleta.

La exposición al nivel máximo de ruido es dañina

El estudio halló que la exposición al ruido en el transporte consistía en estallidos de ruido impulsivo cortos e intensos. Según la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA, siglas en inglés), una exposición al ruido que dure más de cuatro segundos a 114 dBA y un segundo a 120 dBA puede conllevar un mayor riesgo de pérdida de audición inducida por ruido.

Los niveles de ruido máximo en el transporte público superaron el límite de exposición, lo que se ha descubierto que puede ser tan dañino como una exposición al ruido más larga y menos intensa.

En realidad, el nivel de ruido medio es bastante aceptable, pero la preocupación está en los niveles máximos a los que se exponen las personas”, señaló el Dr. Vincent Lin, investigador del estudio y profesor asociado del departamento de otorrinolaringología en la Universidad de Toronto (Canadá).

Las mediciones en el metro mostraron que el 20% de las mediciones tuvieron un nivel de ruido máximo mayor de 114 dBA, lo que excede las pautas del umbral del ruido de la EPA. Además, hasta el 85% de las mediciones en las paradas de autobús excedieron el umbral en un 54% por encima de 120 dBA. Por tanto, el estudio muestra que los usuarios de transporte masivo están en riesgo de pérdida de audición inducida por ruido debido a los niveles intensos de ruido.

El estudio

El estudio se llevó a cabo en la ciudad de Toronto (Canadá) entre abril y agosto de 2016 en medios de transporte masivos, lo que incluyó metros, autobuses, tranvías, vehículos privados, bicicletas y viandantes. Los niveles de ruido se midieron con un dosímetro de ruido pegado a los cuellos de las camisas de los participantes mientras usaban transporte público y privado.

Todas las mediciones se hicieron en días de semana entre las 07:00 de la mañana y las 07:00 de la tarde en vehículos y plataformas. En total, se llevaron a cabo 210 mediciones, que se compararon con los umbrales recomendados de la EPA para averiguar cómo de dañinos eran los umbrales medidos en dBA.


El estudio “Noise exposure while commuting in Toronto – a study of personal and public transportation in Toronto” se publicó en la revista Journal of Otolaryngology – Head & Neck Surgery en noviembre de 2017.

Fuentes: www.hear-it.orgwww.ncbi.nlm.nih.gov y la revista Journal of Otolaryngology – Head & Neck Surgery