Infección del oído medio puede conducir a complicaciones neurológicas mortales

Si bien los antibióticos han reducido en gran medida los peligros de las infecciones de oído, todavía ocurren graves complicaciones neurológicas, que incluyen pérdida de la audición, parálisis facial, meningitis y abscesos cerebrales, según un artículo de la revista Current Neurology and Neuroscience Reports .

El artículo fue escrito por los otorrinolaringólogos de Loyola Medicine Michael Hutz, MD, Dennis Moore, MD, y Andrew Hotaling, MD. Describe los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento de las complicaciones neurológicas de la otitis media aguda y crónica (infección del oído medio).

La otitis media se produce cuando un resfriado, una alergia o una infección de las vías respiratorias superiores ocasionan la acumulación de pus y mucosidad detrás del tímpano, lo que provoca dolor de oídos e hinchazón. En los países desarrollados, alrededor del 90 por ciento de los niños tienen al menos un episodio antes de la edad escolar, generalmente entre las edades de seis meses y cuatro años. Hoy en día, las complicaciones secundarias de la otitis media ocurren en aproximadamente 1 de cada 2.000 niños en los países desarrollados.

La posible gravedad de la otitis media fue reportada por primera vez por el médico griego Hipócrates en 460 aC “Es de temer el dolor agudo del oído con fiebre alta continua porque el paciente puede llegar a delirar y morir”, escribió Hipócrates.

La complicación más mortal de la otitis media es un absceso cerebral, una acumulación de pus en el cerebro debido a una infección. Los síntomas más comunes son dolor de cabeza, fiebre, náuseas, vómitos, déficits neurológicos y alteración de la conciencia. Con las técnicas neuroquirúrgicas modernas, la mayoría de los abscesos cerebrales se pueden succionar o drenar, seguido de tratamiento antimicrobiano IV durante seis a ocho semanas. Durante los últimos 50 años, la mortalidad en todo el mundo por abscesos cerebrales disminuyó del 40 al 10 por ciento y la tasa de recuperación total aumentó del 33 al 70 por ciento.

Otras complicaciones incluyen:

Meningitis bacteriana: los síntomas incluyen dolor de cabeza intenso, fiebre alta, rigidez en el cuello, irritabilidad, alteración del estado mental y malestar general. A medida que la infección se extiende, el paciente desarrolla inquietud, delirio y confusión más graves. El tratamiento es una dosis alta de antibióticos IV durante 7 a 21 días.

Mastoiditis aguda: esta es una infección que afecta el hueso mastoideo ubicado detrás de la oreja. Debe tratarse para evitar que progrese a complicaciones más graves. Los tratamientos incluyen antibióticos IV y la colocación de un tubo de drenaje.

Pérdida de la audición: la pérdida permanente de la audición es rara y ocurre en aproximadamente 2 de cada 10,000 niños que tienen otitis media.

Parálisis facial: antes de los antibióticos, esta complicación debilitante se produjo en aproximadamente 2 de cada 100 casos de otitis media. Desde los antibióticos, la tasa ha disminuido a 1 en 2.000 casos. Debe ser tratado como una emergencia. Alrededor del 95 por ciento de los pacientes con otitis media que desarrollan parálisis facial se recuperan por completo.

“La terapia con antibióticos ha reducido en gran medida la frecuencia de complicaciones de la otitis media”, los Dres. Hutz, Moore y Hotaling escribieron. “Sin embargo, es de vital importancia estar al tanto del posible desarrollo de complicaciones neurológicas … Para reducir la morbilidad, es primordial el despliegue temprano de un enfoque multidisciplinario con imágenes rápidas y estudios de laboratorio para guiar el manejo apropiado”.

El Dr. Hutz es residente, el Dr. Moore es profesor asistente y el Dr. Hotaling es profesor emérito en el departamento de otorrinolaringología de Loyola Medicine. Su artículo se titula “Complicaciones neurológicas de la otitis media aguda y crónica”.

Loyola Medicine es reconocida por su equipo experto y clínicamente integrado para otorrinolaringología: cirugía de cabeza y cuello. El equipo tiene una amplia experiencia en el manejo de todos los aspectos de las afecciones de oídos, nariz y garganta, y está comprometido a brindar la mejor atención clínica, educación e investigación.

Fuentes: News medicalLoyola medicine