Las infecciones de oído aumentarían con el calor y la humedad

En esta época del año, la otitis es de las molesetias más frecuentes, según señalan los expertos

calor_193541

El agua, la humedad y las altas temperaturas propician que los gérmenes y las bacterias se instalen en los oídos, lo que provocaría el desarrollo de infecciones. Así lo señalan desde la compañía GAES, que además destaca que la otitis, infección que produce una inflamación del conducto auditivo, es de las molestias más frecuentes.

Este tipo de infecciones pueden ocasionar inconvenientes a la hora de viajar en avión. «La presión en la cabina puede aumentar la sensación de dolor y producir mayores lesiones», indica.

Por otra parte, destacan la importancia de una buena higiene de oídos, pues «la cera acumulada puede absorber el agua durante el baño, hinchándose y provocando un tapón». Es más, recomiendan no utilizar bastoncillos ya que pueden perjudicar nuestra salud auditiva.

Niños y ancianos, los más vulnerables

Las personas que practican deportes acuáticos, apuntan desde la compañía auditiva, también corren el riesgo de verse afectados por trastornos auditivos. Aun así, son las personas mayores y los niños quienes deben tomar más precauciones en esta época del año. Por todo ello, se recomienda el uso de protectores como los tapones a medida o las banda protectoras.

A parte de estas recomendaciones, también aconseja «tener especial cuidado y no zambullirse en aguas poco saludables» que puedan provocar infecciones; «mantener los oídos secos» para evitar la humedad en el conducto auditivo; «entrar lentamente en el agua», pues la presión puede provocar lesiones, y «acudir al médico» ante la sospecha de una infección o molestia.