Las personas con discapacidad auditiva no necesitarán un informe para casarse

El Ministerio de Justicia está preparando una circular para aclara que las personas con discapacidad auditiva grave no necesitarán un informe médico para poder casarse. De esta forma, el Gobierno sale al paso por la polémica creada por el artículo 56 del Código Civil, recientemente reformado y que entrará en vigor en junio de 2017. Este artículo establece, según el Ministerio por error, la obligatoriedad de “dictamen médico sobre la aptitud para prestar el consentimiento de aquellos contrayentes que estuvieren afectados por deficiencias mentales, intelectuales o sensoriales”.

La circular, según señalan fuentes de Justicia, explicitará que este dictamen médico sólo se refiere a supuestos muy excepcionales; es decir, aquellos en los que la discapacidad es muy grave y muy extrema y la persona no tiene plenas facultades para prestar el consentimiento de matrimonio de forma voluntaria. Por ejemplo, una persona con una discapacidad psíquica muy grave que no es autónoma y que depende de otra persona para hacer absolutamente todo.

En todo caso, el Cermi (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad), la ONCE, la CNSE (Confederación Estatal de Personas Sordas) y Fiapas (Confederación Española de Familias de Personas Sordas) también han precisado que se trabaja para revocar esta medida.