Los ojos también nos ayudan a oír

Un estudio realizado por la Universidad de Nueva York ha demostrado que las células de la audición están relacionadas con otras neuronas implicadas en captar el entorno. Dicho de otra manera, lo que vemos influye en lo que oímos, es decir, los ojos nos ayudan a oír.

Según este estudio publicado por Nature Neuroscience, nuestro cerebro interpreta los sonidos usando pistas que provienen de otros sentidos. Por ejemplo, un golpe fuerte no se interpreta de la misma forma si alguien está reparando algo muy cerca de nosotros que si vamos pasando por un edificio en construcción.

Según han concluido los expertos, las células del córtex auditivo de los mamíferos (donde se procesa la información procedente de los oídos) son activadas o desactivadas por otras que detectan el contexto.

El estudio demostró que al oír un sonido, las células que más actividad muestran no son las auditivas sino las de la visión, lo que sirve al cerebro para generar un contexto para determinar si es algo habitual o si se corre algún peligro. Robert Froemke, uno de los investigadores, señala que “lo que el cerebro oye depende de lo que ve cuando se producen sonidos específicos”.

El estudio, que fue realizado en ratones, ha de ser ahora comprobado en seres humanos. Y si se obtiene resultados favorables, los científicos creen que podrían conseguir explicaciones sobre determinados comportamientos. Entre ellos los que detonan la ansiedad.