Nueva investigación arroja luz sobre los efectos negativos del estrés en el cerebro

El estrés puede tener numerosos efectos nocivos en la mente y el cuerpo, tanto de forma inmediata como durante largos periodos de tiempo. 

Una nueva investigación revela los mecanismos por los cuales el estrés causa estragos en todo el cuerpo, desde el cerebro hasta el sistema reproductivo masculino, y apunta a caminos potenciales para reducir los efectos negativos del estrés.

Los estudios fueron presentados en Neuroscience 2017, la reunión anual de la Society for Neuroscience y la fuente más grande del mundo de noticias emergentes sobre la ciencia del cerebro y la salud.

El estrés es un estado de tensión física, mental o emocional resultante de circunstancias adversas o exigentes. Aunque cierto nivel de estrés es inevitable, e incluso beneficioso, el estrés crónico o excesivo puede causar estragos en la salud física y mental.

Los nuevos hallazgos de hoy muestran que:

El estrés experimentado por los padres puede alterar la expresión génica en sus espermatozoides, lo que puede conducir a una descendencia menos flexible (Jennifer Chan, resumen 505.02).

El trauma infantil puede dar como resultado patrones alterados de expresión génica y elevadas hormonas del estrés, biomarcadores que pueden ayudar a identificar y tratar a las víctimas jóvenes de trauma (Brianna S. Mulligan, resumen 600.04).

Controlar la señalización en las células cerebrales llamadas astrocitos puede ser una forma efectiva de prevenir el aumento de las respuestas de miedo y ansiedad asociadas con el trastorno de estrés postraumático (Meghan E. Jones, resumen 695.15).

Las neuronas recién nacidas en el hipocampo, una región del cerebro que procesa la memoria, pueden disminuir los efectos del estrés y los síntomas de la enfermedad mental en ratones (Christoph Anacker, resumen 115.23).


Los microbios que se encuentran en el suelo pueden ayudar a proteger contra el estrés, la vulnerabilidad y la enfermedad en ratones después de un sueño inadecuado (Samuel Bowers, resumen 241.19).

“Tomados en su conjunto, estos estudios iluminan nuestra comprensión de los muchos efectos negativos del estrés en el cerebro, ya sea en edad temprana o como adultos, y estimulan el optimismo sobre nuestra capacidad para abordar estos impactos”, señaló el moderador de la conferencia de prensa Bruce McEwen, PhD., de la Universidad Rockefeller, un experto en la respuesta del cuerpo al estrés.

Fuente: https://www.news-medical.ne, http://www.sfn.org/