Puede originar sordera una gripe mal cuidada

Las infecciones en el oído son los principales disparadores de una disminución en la capacidad auditiva, afección que registra 25 por ciento de la población, señaló Omar Zapata López.

El otorrinolaringólogo del Hospital General Regional 1, del IMSS, advirtió que una gripe mal cuidada podría desencadenar sordera, debido a la cercanía de las estructuras que conforman oídos, nariz y garganta.

“La arraigada costumbre de introducir objetos al oído contribuye a que algún microorganismo se quede en el conducto, colonice, cause una inflamación y se traduzca en hipoacusia.

“Las malas técnicas para alimentar a los bebés estando acostados, facilitan el riesgo de que el líquido se vaya hacia los conductos auditivos y se propicie la colonización de microorganismos patógenos”, detalló.

El dolor que puede ir de leve a intenso es la característica más clásica de una infección de oídos que al no atenderse puede llevar a procesos inflamatorios crónicos.

Una vez controlada la causa primaria con fármacos, la infección del oído se resuelve. “Sin embargo, si se deja avanzar, el daño puede ser irreversible y traducirse en una baja en la audición que puede dejar al paciente con una incapacidad grave”, comentó.