Se mantiene estable el número de jóvenes con pérdida de audición en EEUU

El número de jóvenes con pérdida de audición se ha mantenido constante en EE.UU. en los últimos 25 años. Según un estudio que recoge información a lo largo de 25 años, una mayor exposición al ruido no ha causado más problemas de audición.

Numerosos estudios han mostrado en los últimos años que incluso más niños y adolescentes tienen pérdida de audición como consecuencia de una exposición mayor al ruido.

Los datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de EE. UU. (NHANES, por sus siglas en inglés) entre 1988 y 2010 han mostrado que el número de jóvenes en EE.UU. con pérdida de audición se ha mantenido estable en ese periodo. Sin embargo, los estudios no tienen datos de los últimos 7-8 años, en los que el uso de smartphones y el hábito de escuchar música a través de estos ha crecido de forma drástica.

El análisis de los datos de NHANES no mostró cambios significativos en la prevalencia de pérdida de audición en los jóvenes de EE. UU. entre 12 y 19 años en el periodo entre 1988 y 2010 a pesar del aumento de exposición al ruido.

El estudio halló que se produjo una subida general en la exposición a ruido alto o música a través de auriculares 24 horas antes de pruebas audiométricas desde la primera NHAMES en 1988 a la última NHANES de 2009-2010.

El análisis de los datos reveló que la exposición al ruido, ya fuera prolongada o reciente, no se relacionaba de forma consistente con un mayor riesgo de pérdida de audición en todas las encuestas.

Las encuestas NHANES en EE. UU. son un conjunto de datos recogidos de encuestas representativas a nivel nacional, recolectados y controlados por el Centro de Estadísticas de Salud de Estados Unidos. El estudio incluyó a 7036 participantes de edades comprendidas entre 12 y 19 años con medidas audiométricas disponibles.

¿Crecen los problemas hoy en día?

En 2015, el mensaje de la OMS era que más de mil millones de personas corrían el riesgo de dañar su audición debido a prácticas imprudentes de audición. A principios de 2017, un estudio del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York halló una estrecha relación entre el uso de auriculares y problemas de audición.

El análisis de los datos de NHANES entre 1988 y 2010 se publicó en la revista JAMA Otolaryngology – Head & Neck Surgery en julio de 2017.

Fuente: https://www.hear-it.org, JAMA Otolaryngology – Head & Neck Surgery