Tamiz neonatal en Querétaro alertó por 60 casos de hipoacusia en 2015

Durante 2015 se realizaron 11 mil 366 pruebas de tamiz auditivo neonatal en el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer “Dr. Felipe Núñez Lara”, mediante las cuales se pudo detectar a tiempo a más de 60 niños con hipoacusia, a quienes se les brindó la oportunidad de tener un auxiliar auditivo.

000294743W

La Secretaría de Salud estatal señaló que es muy importante crear conciencia entre la población y promover la salud de los oídos y la audición desde la etapa inicial de la vida, a fin de corregir problemas que pueden ser irreversibles.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 360 millones de personas presentan pérdidas de audición consideradas discapacitantes, de las cuales cerca de 32 millones son niños. “La audición en niños es esencial para aprender a hablar, tener buenos resultados académicos y una buena socialización y por esta razón, la pérdida de audición representa un gran obstáculo para la educación y la integración social”, precisó la dependencia estatal, en un comunicado.

La pérdida de audición en el niño puede tener muchas causas, ente las que se encuentran factores genéticos, afecciones perinatales (prematurez, bajo peso al nacer, falta de oxígeno o ictericia neonatal). Asimismo, infecciones durante el embarazo, enfermedades del oído como otitis, ruido o algunos medicamentos como los utilizados en el tratamiento de infecciones neonatales, paludismo, tuberculosis farmacorresistente y cáncer.

Entre más temprano sea diagnosticado un niño con pérdida de audición, mayor es la probabilidad de ofrecerle el tratamiento apropiado y una mejor calidad de vida, agregó al señalar que alrededor del 60 por ciento de las pérdidas de audición en la niñez se podrían evitar con medidas de prevención.

Sin embargo, si la pérdida auditiva es inevitable es importante la intervención inmediata para asegurar a los niños el logro pleno de sus potencialidades, según información de la Organización Mundial de la Salud.

Es así que a partir del seguimiento a lo que establece dicha organización y con el fin de actuar de manera inmediata, en 2009 se implementó en Querétaro el Programa de Tamiz Auditivo Neonatal e Intervención Temprana.

El programa incluye un conjunto de estrategias y acciones coordinadas para la detección temprana de alteraciones auditivas en el recién nacido, en todas las instituciones del Sector Salud.

“La prueba permite identificar dentro de las primeras horas de vida si el recién nacido presenta algún grado de pérdida auditiva. Esta acción es realizada de forma gratuita por personal capacitado en el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer con el uso de Equipos de Emisiones Otoacústicas”, puntualizó.