Diversas entidades alertan sobre el ruido excesivo de algunos juguetes

Papa Noel y los Reyes Magos ya están en camino. Buen momento para que varias entidades que trabajan en favor de la salud auditiva alerten sobre la necesidad de regalar juguetes que no tengan un ruido excesivo y, por tanto, no dañen el oído de los niños.

La Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS) recomienda comprobar la intensidad del sonido que emiten juguetes y dispositivos, verificar si tienen control de volumen y botón de encendido y apagado. También es importante, señalan, que  en el caso de juguetes infantiles, elegir los que no se tengan que utilizar próximos al oído. ¿Dónde está el límite? Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL), no deberíamos evitar regalos que supere los 80 u 85 decibelios (dB) y, además, deben usarse a una distancia mínima de la cara de 25 centímetros.

También AG Bell alerta sobre el daño que puede suponer para los más pequeños jugar con un exceso de ruido . Por este motivo ha vuelto a publicitar la lista de los juguetes más ruidosos que elabora la Asociación Americana de la Vista y la Audición (Sight and Hearing). La lista la componen 24 productos, de los que los tres primeros superan emisiones de más de 100 dB.

Fuente: Games.es