Implante coclear óptico con LED restaura audición en roedores

Diferente al audífono, el implante coclear, que se sitúa en el interior del oído por medio de cirugía, puede ayudar a personas sordas a tener una comprensión del habla. El experimento de un equipo multidisciplinar de investigadores alemanes de las universidades de Göttingen y Friburgo, ha restaurado de forma segura y parcial la sensación de audición a un grupo de roedores.

La novedad es que se trata de un implante coclear óptico, basado en luces LED, según explica Daniel Keppeler, coordinador de este equipo, en Science Translational Medicine.

El diseño de este ingenio, basado en la luz, les ha permitido dirigir señales más precisas a los nervios auditivos, en comparación con los implantes actuales basados en electricidad, que a menudo sufren de mala calidad de sonido.

Esta tecnología también ofrece algunas mejoras sobre anteriores implantes ópticos experimentales, lo que sugiere que podría aumentar la viabilidad clínica de los implantes cocleares para tratar la discapacidad auditiva.

Estos dispositivos biomédicos pueden restaurar parcialmente la audición en pacientes con pérdida auditiva, que afecta aproximadamente al 5% de la población mundial.

Luz en lugar de electricidad

La mayoría de los implantes cocleares reproducen el sonido mediante el uso de contactos de electrodos, pero la estimulación eléctrica resultante no es muy específica y tiende a extenderse sobre una gran área de nervios, lo que produce sonidos menos detallados y una audición de baja calidad.

En cambio, Daniel Keppeler y su equipo recurrieron a los implantes cocleares ópticos, una clase alternativa de diseños que usan luz en lugar de electricidad para estimular las neuronas sensibles al sonido, después de modificar genéticamente esas neuronas para que respondan a la luz.

A diferencia de otros implantes, su dispositivo inalámbrico utiliza múltiples canales de estimulación e integra chips de luces LED azules de bajo consumo, para activar las neuronas modificadas dentro de la cóclea.

Los científicos confirmaron que el dispositivo generó señales más selectivas que los diseños anteriores cuando se implantó en ratas y jerbos sordos, y los animales superaron con éxito las pruebas de comportamiento basadas en el sonido durante varias semanas.

No obstante, este investigador reconoce que son necesarios más ensayos con otros animales (el próximo podría involucrar a primates), antes de que puedan establecer el correspondiente protocolo de ensayos clínicos con personas.

Implante coclear, no adecuado para todos

Como recuerda el Instituto Nacional de la Sordera y otros Trastornos de la Comunicación de Estados Unidos, un implante coclear es un pequeño dispositivo electrónico que ayuda a las personas a escuchar. Se puede utilizar para personas sordas o que tengan muchas dificultades auditivas. El implante coclear no es lo mismo que un audífono. Este se implanta por medio de una cirugía y funciona de una manera diferente.

Hay muchos tipos diferentes de implantes cocleares. Sin embargo, en su mayoría, constan de varias partes similares. Una parte se implanta quirúrgicamente dentro del hueso que rodea el oído (hueso temporal). Consta de un estimulador-receptor, el cual acepta, decodifica y luego envía una señal eléctrica al cerebro.

La segunda parte del implante coclear es un dispositivo externo. Está formado por un micrófono/receptor, un procesador de lenguaje y una antena. Esta parte del dispositivo recibe el sonido, lo convierte en una señal eléctrica y lo envía a la parte interna del implante coclear.

Los implantes cocleares permiten a las personas sordas recibir y procesar sonidos y lenguaje. Sin embargo, no restablecen la audición normal. Son herramientas que permiten procesar los sonidos y el lenguaje y transmitirlos al cerebro.

Hay un matiz importante: Un implante coclear no es adecuado para todo el mundo. La manera como se selecciona una persona para un implante coclear cambia a medida que mejora la comprensión de las rutas de la audición (auditivas) del cerebro y los cambios que experimenta esta tecnología.

Fuente: Audioprotesista.org