Las anomalías en el oído pueden ser precursoras de autismo

Autismo
La dificultad para relacionarse con los demás y la anisedad son los rasgos más conocidos que asociamos al espectro autista. Pero un nuevo estudio en ratones indica que los defectos en el procesamiento de sentidos como la vista, el gusto o el oído también son precursores de estos trastornos.

El estudio lleva el sello de la Escuela de Medicina de Harvard, y se ha centrado en constatar en qué parte del sistema nervioso se producen los problemas asociados con el el Trastorno del Espectro Austia (TEA).

Mediante ingeniería genética los investigadores indujeron en ratones mutaciones en los genes que afectan a las neuronas sensoriales delsistema nervioso periférico, las encargadas de transformar los estímulos externos en internos. David Ginty, uno de los investigadores, reconoce que “es posible que una combinación de déficits en varios sistemas sensoriales, además del tacto, contribuya al trastorno”.

 

Fuente: agenciasinc.es