Sordera en COVID-19

El COVID-19 es una enfermedad altamente contagiosa causada por el virus ARN que se sabe que causa sordera neurosensorial. Las evidencias muestran que la enfermedad está provocando un posible riesgo de sordera a corto plazo. El virus respiratorio, las paperas, el sarampión y el herpes son conocidos por presentar sordera tardía con mal pronóstico. – Fotos creado por pressfoto – www.freepik.com.

Las características del COVID-19

Varios virus de ARN pueden causar una infección respiratoria que puede provocar sordera y la mayoría de las veces es neurosensorial, aunque existen algunos casos de pérdida auditiva conductiva como resultado de otitis media aguda, otitis media serosa, otitis media con derrame y miringitis viral1. Afortunadamente, la mayoría de las sorderas conductivas son curables y la recuperación es espontánea en la mayoría de los casos.

En un reciente estudio se menciona a la sordera sensoneural como una de las complicaciones de Covid-19. “Los síntomas aparecen tarde, por lo que la investigación y el tratamiento se retrasan, lo que conduce a un pronóstico desfavorable”4.

El modo de invasión es a través de la nasofaringe nasal, por lo que existe una posibilidad de atacar el órgano de la corti y las células ciliadas. En este sentido, la investigación realizada mediante la audiometría revela que la pérdida de audición de alta frecuencia, así como la amplitud de las emisiones otoacústicas evocadas transitorias (TEOAE) fueron significativamente peores. Estos hallazgos fueron una evidencia de daño a las células ciliadas externas en la cóclea2.

El óxido nítrico

Durante la pandemia de 2014 (SARS-CoV), se demostró el importante papel que jugó el óxido nítrico (ON)3. Este sirvió para revertir la hipertensión pulmonar, mejorar la hipoxia severa y acortar la estancia en la unidad de cuidados intensivos y soporte ventilatorio. Cabe destacar que el ON también aumentó la tasa de supervivencia.

Estos datos son relevantes porque la composición genética de CoV (SARS-CoV) es similar a la de COVID-19. Esto indica que existen posibilidades de efectividad o mejora en los resultados del ON junto con otros modos en el tratamiento de COVID-19.

El ON inhibe la proteína viral y el ARN. Además, se ha observado que el ON sintasa reduce el rendimiento de la progenie del virus en un 82%. Por lo tanto, en virtud de su efecto antivírico, reduce la replicación de CoV4. El ON también puede estimular la motilidad ciliar5.

Para la replicación de CoV, el pH óptimo es 5.5 y si podemos mantener el pH alcalino por encima de 7.0, quizás podamos controlar y restringir la replicación. El ON es una modalidad conocida que tiene propiedades antivirales y antiinflamatorias. De esta forma, también puede prevenir la sordera y apoyar al paciente durante la rehabilitación.

El cuidado de la salud en tiempos de COVID

Las células ganglionares espirales (neuronas) pueden protegerse, conservarse y regenerarse mediante factores neurotrópicos, antioxidantes, estimulación eléctrica y producción del ON. Es casi imposible regenerar las células ciliadas, pero aquellas que están lesionadas pueden revocarse. Además, las neuronas de los ganglios espirales y el órgano de la corti pueden regenerarse, aunque esto supone un ejercicio de larga duración6.

La suplementación con dieta alcalina, alimentos de refuerzo de óxido nítrico y respiración Bhramari Pranayam puede mejorar la función sistema inmunológico al revocar la audición en pacientes con COVID-19.

Los pacientes con sordera neurosensorial suelen sufrir depresión, lo que puede provocar demencia. Esto sugiere que el aislamiento, o quedarse en casa debido al COVID-19, puede agravar aún más la depresión.

Por lo tanto, es importante crear positividad mediante la percepción visual del habla, la concentración enfocada y la activación del cerebro, todo ello acompañado por una dieta equilibrada y algunos cambios en el estilo de vida. Los consejos anteriores acompañados por la respiración denominada “zumbido de abeja” (Bhramari Pranayama) pueden ayudar a prevenir y rehabilitar la sordera neurosensorial causado por el COVID-19.

Alimentos que favorecen el óxido nitrico

Algunos de los alimentos que ayudan a estimular el sistema inmunológico pueden ser la miel, los dátiles, el zumo de piña o las verduras crudas de hoja verde. Asimismo, existen otros alimentos que podemos introducir en nuestra dieta para favorecer la estimulación de la expresión de óxido nítrico, se trata de ingredientes ricos en nitratos dietéticos, que el cuerpo puede convertir en ON:

  • Remolacha
  • Ajo
  • Carne
  • Chocolate negro
  • Verduras de hoja verde
  • Frutas cítricas
  • Granada
  • Frutos secos y semillas
  • Sandía
  • Vino tinto

Otros ingredientes a considerar

El Regaliz (glycerrhiza glabra) se puede añadir como un suplemento en el manejo integral7. De cara al uso del Jengibre (Zingiber officinale), cabe destacar que este contiene gingeroles, paradols, sesquiterpenos y shogaoles, con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Se ha demostrado que puede proteger ante el virus sincitial respiratorio humano (CHRVS). Por lo tanto, el jengibre es considerado un alimento vegetal que favorece la función normal de la salud inmunológica8. Asimismo, los pacientes deben ser controlados debido a la deficiencia de Vitamina D, para poder corregir esa falta del poderoso nutriente.9.

La respiración del zumbido de abeja

Bhramari Pranayam es un ejercicio de respiración. Se produce un zumbido durante la exhalación con un esfuerzo por generar el eco en los oídos. También es bastante eficaz para eliminar el estrés y controlar el tinnitus10. Bhramari libera el óxido nítrico en el cuerpo, para después actuar como vasodilatador y aumentar la perfusión tisular.

Por lo general se debe respirar lenta y profundamente, levantando la lengua y presionando el paladar duro. Después, has de contener la respiración, soplar la mejilla para obtener un mejor eco, cerrar ambos oídos con los pulgares de ambas manos, bloqueando simultáneamente los oídos y cerrando los ojos suavemente con el dedo índice.

La punta del dedo índice debe descansar sobre la pared lateral de la nariz. Ambos dedos medios se colocan en la base del ala de la nariz y la boca se cierra por ambos lados. El labio superior se toca con los dedos anulares y el inferior con los meñiques.

Una vez obtenida la postura, se debe generar un sonido rítmico constante e ininterrumpido de frecuencia específica (boca cerrada y mandíbula relajada). Después de la exhalación completa, debes contener la respiración.

Sigue aguantando la respiración el mayor tiempo posible, dale una orden al cerebro de que todo tu cuerpo se está revitalizando con la mejora de la audición. El ejercicio se puede realizar sentado cómodamente en un lugar tranquilo, con los ojos cerrados y en un estado de ánimo relajado y con una sonrisa en el rostro. Debes tener en cuenta que un sonido de tono alto ofrece mejores resultados. También ayuda a recuperar un mejor reconocimiento de voz.

Por último, para obtener mejores resultados, todo el cuerpo, la mente y el alma deben estar relajados y los ojos cerrados suavemente. Después de completar el Bhramari, contén la respiración. Esto optimiza el nivel de CO2 en la sangre, los tejidos y el nivel celular mejorando el anión HCO3, lo que conduce a la apoptosis y la revitalización11.

Fuente: Audifono.Net